Prueba de Esfuerzo

Sirve para conocer la respuesta del corazón al ejercicio. Detecta situaciones de isquemia del músculo cardíaco que solo aparecen con esfuerzos físicos y podrían causar un infarto.

La ergometría, también conocida como prueba de esfuerzo, se usa para estudiar la respuesta funcional del miocardio (el músculo del corazón) al ejercicio físico. Gracias a ella se pueden diagnosticar con precisión situaciones de isquemia y falta de riego sanguíneo suficiente a áreas del miocardio. Normalmente este tipo de isquemias pasan desapercibidas o pueden dar dolor de pecho transitorio (tipo angina de pecho), arritmias o disnea. El or igen de esta falta de riego sanguíneo es la presencia de placas de colesterol en las arterias que irrigan el corazón.

La prueba consiste esencialmente en registrar mediante electrodos especiales las corrientes eléctricas que se forman en el miocardio al p roducirse contracciones musculares. Cuando se realiza ejercicio físico las células realizan más actividad metabólica y, si no tienen suficiente aporte de oxígeno, pueden dejar de producir esas corrientes eléctricas o alterarse. El registro de los electrodos es similar al de un electrocardiograma, pero dura más tiempo y se observan cambios progresivos.

Bootstrap Image Preview